91 309 51 54 info@metafase.com      ACCESO CLIENTES

subida luz cesta compra

El precio de la electricidad ha alcanzado máximos históricos durante las últimas semanas, algo que ha tenido una repercusión sobre muchos sectores, que, también, han tenido que subir sus precios.

Uno de estos ámbitos es la compra, y es que la cesta de la compra también ha tenido que hacer frente a esta subida de los precios. En nuestro post de hoy, desde Metafase, como profesionales de la venta externa, te mostramos cómo este incremento influye en la cesta de la compra.

Crisis de costes y subida de precios

En la actualidad vivimos una crisis de costes, una subida de precios de materias primas, de energía y también de transporte que ha repercutido al último eslabón de la cadena de suministro: la cesta de la compra.

En cuanto a la energía, el precio de la electricidad lleva semanas impactando en la cesta de la compra, una situación que parece que no cambiará en los próximos meses. Es más, según la asociación de consumidores OCU, afirman que el escenario puede ir a peor debido a los precios disparados en el mercado mayorista de la electricidad y también porque los supermercados repercutirán esas cifras en los clientes.

Y, aunque fabricantes y distribuidores intenten ajustar márgenes para que el consumidor no aprecie esta subida en sus compras, sobre todo, ante la próxima campaña navideña, lo cierto es que el encarecimiento de algunos productos ya es notable. Por ejemplo, aceites y grasas acumulan una subida del 20% en lo que llevamos de 2021, y los huevos, las frutas frescas y algunas carnes también se han encarecido.

Dentro de las carnes, nos encontramos una subida perceptible en la carne de pollo en lo que va de año. En este sector, la electricidad es un elemento clave en la cadena de producción, por lo que un producto como el pollo, que normalmente tiene precios estables, ha visto como estos precios se han incrementado.

La escalada de la electricidad también impacta en las fábricas

Hay que tener en cuenta que esta escalada de la energía que estamos viviendo afecta a la cesta de la compra porque tanto los fabricantes de productos como los supermercados que los venden, pagan mucho más por la luz que consumen.

Por eso mismo, y siguiendo el ejemplo de Reino Unido, algunas fábricas de nuestro país han decidido mermar la producción en las horas más caras del día o realizar paradas temporales en su actividad. Esta situación, podría dar lugar a que muchas empresas abandonen España en busca de otros países donde los costes de producción sean menores ya que el encarecimiento de la electricidad y el aumento del gasto energético son factores negativos para cualquier negocio.

Y es que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la electricidad se ha encarecido alrededor de un 40% en lo que llevamos de 2021. Por su parte, los carburantes, el gas, los combustibles líquidos y las materias primas, necesarios todos para la labor de cualquier empresa, también se han encarecido de forma considerable.

Como se observa, estos precios desorbitados de la electricidad, impactan, y mucho, en los productos de la cesta de la compra y en los supermercados.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies